miércoles, julio 02, 2008




bucea a lo lejos

trueca pupilas

perfumes que vuelven

un zigzag de vislumbre

recorre el camino

de arena a piedra

aflora su lengua ­rubí

entre dunas

el ojo reptil




3 comentarios:

Gabriela Carrión dijo...

Esa mezcla extraña de movimientos continuos y aromas en el desierto.
Ah, y siempre el ojo, la lengua.

hermosas imágenes

un abrazo!

paula dijo...

Que lindo se ve esto ahora, hay cambios parece, lindo verte el otro día, más no sea un ratito...
Paula

jorge dijo...

lo mismo digo,paula