lunes, mayo 19, 2008




la piel de la casa

dice

no va más

ventanas por ojos

hojas por silencios

la suerte esta echada

y sueña

el frío intenso

endulza mandarinas

las semillas

se adhieren a la ropa

la luna guarda algo de la noche

en la calle

todos conocen tu secreto

al final del recorrido

un caballo atado

come lo poco que queda






3 comentarios:

Gabriela Carrión dijo...

ays! más poemas para devorar!
qué bueno! qué bueno!

devorar suena a rápido y desprolijo
y tus poemas me dan paz
mezcla de leve, semilla y pájaro

alu dijo...

hermoso poema, disparador muchas sensaciones...

. dijo...

Sueño un sueño inmenso pero tíene frio, también sueña con el frio del invierno.

Tanto tiempo.