martes, abril 03, 2007


sin despertar levanta la cabeza

el corazón recubierto por su propia cera

sale ileso del incidente

la próxima caída puede ser definitiva

horas frente a la pared

siempre hay algo para la mirada hambrienta

en el mapa la ruta respira rojo

el final del verano es peligroso









llueve verdes

oscuridad cuadriculada contra el mosquitero

en la ventana

el golpeteo irregular

pisadas de mastodonte

tela rasgada con furia

timbales tremolados

el pulso de olas se amplifica

cargas eléctricas espumeantes

las ramas suben y bajan empujadas por el viento

se presiente alguna perfección

brotando de las cosas

en sueños desde mares olvidados

brazos girando silenciosos

código entre navegantes

fraternidad de las gotas

las raíces se preparan

la posición de la tormenta

se mide entre relámpagos y truenos

























presencia


un malbec

la luna escondida entre los árboles

el rumor continuo de la ruta

en la superficie no se ve el fondo

pero se puede respirar

tres cuerpos orbitan

alrededor de su fragilidad

la mañana llegó sin nubes

a la sombra del nogal

mesa y sillas verdes

guardan un recuerdo de la lluvia







No hay comentarios.: